¿Qué está pasando en la Guajira?

En conjunto con el Comité de Derechos Humanos de la Guajira (de ahora en adelante el Comité), CODHEZ, está observando de cerca la situaciones violatorias de derechos humanos de los habitantes de La Guajira venezolana, en general. Hasta la fecha, la Comisión ha realizado alrededor de 5 visitas, acompañados igualmente por Transparencia Venezuela, ha recopilado testimonios y ha contrastado los cambios progresivos que han surgido a raíz del estado de excepción decretado en la zona.

La primera de las visitas fue realizada el 14 de agosto; la intención de la misma era observar las condiciones en las que viven los habitantes del Municipio Guajira y conocer de cerca algunos de los casos que maneja el Comité. El trayecto regular desde Maracaibo a Paraguaipoa, capital del Municipio Guajira, toma poco menos de dos horas, el recorrido está acompañado de grandes cantidades de basura a los lados de la carretera.

A pocos metros de cruzar el puente del Río Limón, donde hay una alcabala que indica el ingreso al Distrito Militar Nº1 (decretado así en el año 2.010), se hicieron notables los vendedores de gasolina con envases plásticos de 5lts. llenos de gasolina guindados en los toldos que rodean la carretera, o con carteles que anuncian el precio del punto de gasolina (20lts.) que para la fecha era de aproximadamente Bs.800, va aumentando de acuerdo a la proximidad a la frontera colombo-venezolana. La venta ilegal de gasolina era tan evidente que incluso frente a las oficinas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) o a menos de 20mts de un punto de seguridad de la Policía Regional próximo a la frontera, se encontraban re vendedores del combustible y de productos de primera necesidad a un precio muy por encima al establecido en la ley.

El procedimiento para adquirir gasolina consiste en aproximarse a los vendedores a un lado de la vía, quienes proveerán al comprador de combustible a la vista de todos o también, en algunos casos, el vendedor, que muchos son niños, se montará en el vehículo y guiará al conductor al sitio donde tienen resguardado el combustible.

2CzJTb7WvzdPFOp6hJZmBlSZJQamjBoRpIg2qwVYBnUEn esta oportunidad, CODHEZ visitó el Hospital Binacional, y con preocupación se pudo observar que, además de no haberse culminado su construcción, hay una sola sala de emergencia con únicamente ocho (8) camillas, en donde se atiende sin distinción a si son pacientes pediátricos, adultos o mujeres en labor de parto, el quirófano se encuentra cerrado, si es necesario someter a un paciente a cirugía éste debe ser trasladado al hospital de Maicao (En colombia) o el hospital Pons en Maracaibo (Venezuela) a dos horas de trayecto.

En cuanto a los casos denunciados motivo de la visita, CODHEZ se trasladó al mercado popular “Los Filuos” donde fueron desplegadas acciones de la Operación Liberación y Protección del Pueblo, y los mercaderes de la zona denuncian destrozos a su propiedad y detenciones arbitrarias, y manifestaron que desconocían el objetivo del procedimiento realizados por las autoridades puesto que ellos también se consideran víctimas del ‘bachaqueo’.

Estado de excepción

La segunda visita se realizó el 10 de septiembre, tres días después de decretarse el estado de excepción en los Municipios Indígena Bolivariano Guajira, Mara y Almirante Padilla del estado Zulia, con la previa advertencia que los Wayúu, quienes no distinguen una frontera entre Colombia y Venezuela en su tierra ancestral, tendrían libre acceso para ambos Estados.

El trayecto en esta oportunidad fue mucho más largo, el punto de control de la Guardia Nacional en el puente del Río Limón genera una larga fila en la que, dependiendo de la hora, pueden perderse entre una y cuatro horas para lograr cruzar el puente. El control consiste en chequear el equipaje que transportan y se le exige a cada venezolano-wayúu que muestre su constancia de residencia en la zona, de no cumplir con este requisito pueden impedir el paso a la Guajira hasta a familias enteras.

Una vez cruzado el puente, en primer término, fue evidente la disminución de la venta informal de combustible, los puntos que se conservaban ya no se encontraban tan a la vista y, de acuerdo a los pocos carteles que eran visibles, el punto de gasolina incrementó a Bs. 1.600.

En relación a los puntos de seguridad o alcabalas, en el recorrido de 83km desde el Comando Regional Nº3 de la Guardia Nacional en el Municipio Maracaibo, hasta Paraguaipoa, se mantuvo una contabilización de las mismas quedando fijadas una por cada 6km aproximadamente, subiendo los controles y la revisión vehicular a medida que se acercaba a la frontera.

Ya en las proximidades a la frontera, se instauró un corredor humanitario para el supuesto libre tránsito de la comunidad indígena entre Colombia y Venezuela, dado que para los wayúu no existe una frontera entre Estados por tratarse de su territorio ancestral. Ahora bien, el paso vehicular estaba restringido hasta aproximadamente 600mts. antes de la frontera por Paraguachón, forzando a que quienes tuvieran la voluntad de cruzar la frontera debían, obligatoriamente, realizar ese recorrido caminando bajo el sol; en caso de tratarse de personas de la tercera edad o discapacitadas podían solicitar trasladarse en los buses conocidos como “Metro Mara” que están a disposición del tránsito en la frontera. Con respecto al control sobre quien pasa de un territorio a otro lo realizan dos funcionarias wayúu, una de cada lado, que determinan de acuerdo a las características fenotípicas o del dominio del lenguaje wayuunaiki, si se trata de un ciudadano wayúu y, por ende, puede pasar; igualmente llevan un registro sobre los indígenas que cruzan de lado a lado y ese día cruzaron 21 indígenas de cada lado. Es necesario destacar que el uso del corredor humanitario está permitido desde las 7:00a.m. hasta las 5:00p.m.

En cambio, para quienes no pertenecen a la etnia wayúu, la situación era distinta. Para cruzar la frontera en los puntos oficiales y no por trochas, siendo ciudadano venezolano, era necesario anotarse en una lista en horas de la madrugada para obtener un cupo en unos buses que trasladan a las personas desde Paraguachón, del lado de Colombia, hasta el punto de control ubicado en la cabecera del puente del Río Limón. La persona era sometida a un chequeo de equipaje y debía mostrar su pasaporte venezolano.

También se tuvo la oportunidad de hablar con los soldados que estaban en el perímetro de la frontera, quienes manifestaron desconocer las razones del por qué del cierre, en qué consisten las restricciones implicadas en un estado de excepción, así como el tiempo que éste puede durar; al explicarles que se trataba de una medida que duraría 60 días con la posibilidad de ser prorrogados otros 60 días advirtieron no estar preparados para esa situación.

El día 23 de septiembre se realizó una tercera visita, esta vez motivada por el homicidio de dos wayúu colombo-venezolanos presuntamente a manos del ejército venezolano ocurrido el sábado 19 de septiembre. El Comité de Derechos Humanos de la Guajira organizó una visita al lugar de los hechos, a la cual acudimos junto a una delegada adjunta del Defensor del Pueblo del Estado Zulia y a familiares de las víctimas. Según la versión oficial, Eberth Ramírez y Henry Ipuana fallecieron en medio de un enfrentamiento; en cambio, los familiares y testigos presenciales alegan que el ataque de tres miembros del ejército los tomó por sorpresa, los occisos y sus familiares se encontraban en un cementerio cercano al poblado Wimpeshi, celebrando el cabo de año de un ser querido (cabo de año es una celebración de la cultura wayúu en la que se conmemora el año de muerte de un ser querido).

Por otro lado, a través de algunas entrevistas realizadas a habitantes de la zona se pudo constatar que se ha dificultado la tarea de adquirir bienes de primera necesidad, trasladarse a Maracaibo para hacer las compras implica sacrificar horas del día en la larga fila para cruzar el Río Limón y el contrabando de gasolina continúa incluso utilizando grandes camiones y, para la fecha, el precio del punto de gasolina en Paraguachón se encontraba a Bs.2700 aproximadamente.  

Contrabando gasolina 23 de septiembre

véase: Defensor del Pueblo Colombiano denuncia nuevas agresiones a colombianos en la frontera con Venezuela  

Advertisements

About Codhez

La Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia CODHEZ es una Organización No Gubernamental que tiene como fin defender, promover, difundir, investigar y documentar las violaciones de derechos humanos en Venezuela, específicamente en el Estado Zulia. El Estado Zulia por tener una idiosincrasia muy propia, rica en cultura y muy característica de la región tiene necesidades propias en las cuales esta organización basa su misión de defensa y promoción de los derechos humanos.
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s