SEBIN tardó 20 días en acatar orden judicial de libertad para Eduardo García

EduardoGarcía_1

Maracaibo.- El pasado 30 de marzo de 2017, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) acató  la decisión emitida el 10 de marzo, por el Tribunal Cuarto de Primera Instancia en Funciones de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Zulia que ordenaba la liberación inmediata de Eduardo García.
El 10 de marzo de 2017, Eduardo García asistió al referido tribunal donde la justicia ordenó su libertad. Al salir del Palacio de Justicia y luego de saludar a sus familiares, quienes compartieron con él la emoción del resultado positivo de la decisión, fue llamado por funcionarios del organismo de inteligencia para que lo acompañaran a finalizar el trámite interno de excarcelación. Ese trámite interno se convirtió en veinte días de injusta privación de libertad.
Como justificación al retraso en la liberación de García, los funcionarios de la sede del SEBIN en Maracaibo afirmaron que esperaban la llegada de la orden de excarcelación que debía autorizar el director del órgano, el mayor general Gustavo González López.  Mientras García permanecía confinado en la sala de espera de la sede de este organismo en la capital zuliana, con un deterioro creciente en su estado anímico, Codhez interpuso un habeas corpus y realizó peticiones ante la Delegación del Zulia de la  Defensoría del Pueblo que llevaron a que este organismo también ejerciera presión para alcanzar la materialización de la sentencia.En esta situación, García se sumaba al grupo de más de una docena de personas que esperaban el acatamiento por parte del SEBIN de  las órdenes de libertad  judiciales cuyo desacato fue denunciado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el pasado 22 de marzo en su sesión número 161.

Eduardo García, quien era la única persona que se mantenía privada de libertad en el Zulia por las manifestaciones del año 2014, estuvo detenido dos años, diez meses y veintitrés días en la sede del SEBIN en Maracaibo, por la presunta comisión de los delitos de instigación pública, agavillamiento, intimidación pública con artefactos explosivos, daños a la propiedad y el delito de incendio intencional en grado determinador; delitos que le imputan cuando es detenido luego de participar en una cadena humana en los alrededores de la Universidad Rafael Belloso Chacín (URBE) el día 7 de mayo de 2014.

Advertisements

Eduardo García continúa recluido en el SEBIN a pesar de que un tribunal ordenó su liberación el pasado 10 de marzo

Versión 6 #LiberenAEduardo

Eduardo García, detenido desde 2014 por protestar,  permanece recluido en las instalaciones del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) en Maracaibo, estado Zulia, a pesar de que un tribunal le otorgó la libertad.

El pasado 10 de marzo de 2017, el Tribunal Cuarto de Primera Instancia en Funciones de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Zulia, ordenó la suspensión condicional del proceso del caso de Eduardo García y emitió un oficio de libertad, según el cual desde esa fecha debía cesar el confinamiento de García en el SEBIN. No obstante, tras salir del tribunal, García fue trasladado a la sede del organismo de la capital zuliana y encerrado nuevamente bajo el argumento de que esta medida formaba parte del procedimiento interno del organismo.

Actualmente, García permanece ilegítimamente privado de su libertad, mientras que el SEBIN continúa en desacato de una orden judicial. Al respecto, los funcionarios del organismo de seguridad en Maracaibo han esgrimido que esperan la llegada de una autorización del director esta institución en Caracas para liberar a García.

Desde la Comisión para los Derechos Humanos del Estado Zulia (CODHEZ) denunciamos este hecho que calificamos como una privación ilegítima de libertad y exigimos al SEBIN la liberación de Eduardo García, tal como lo establece la orden judicial emanada del referido tribunal. Este 24 de marzo, el equipo legal de CODHEZ, que ha llevado la defensa de García desde inicios del proceso, interpondrá un recurso de amparo con el que se busca lograr que sean respetados sus derechos humanos.

El caso de Eduardo García se suma a los 115 detenidos políticos que Gonzalo Himiob, Director de Foro Penal, expuso el pasado martes 21 de marzo junto a representantes de diversas ONG venezolanas en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, Estados Unidos.

Eduardo García es la única persona que se mantiene privada de libertad en el Zulia por las manifestaciones del año 2014. Desde su detención el 7 de mayo de 2014, se encuentra en los calabozos de la sede del SEBIN de la capital zuliana y su proceso ha estado plagado de irregularidades: fue aprehendido por funcionarios no identificados que lo trasladaron con los ojos cubiertos y, una vez internado en la sede del SEBIN, se le impidió comunicarse con sus familiares y abogados antes de la audiencia de presentación. Igualmente, esta se celebró 122 horas después de practicada la aprehensión.

Desde el inicio de su reclusión, García presenta trastornos del sueño, ansiedad y permanece en un sótano donde no tiene acceso a luz natural. Además, desde el mes de diciembre 2016, depende de donaciones y de su equipo de defensa para poder alimentarse, debido a que el comedor del organismo de seguridad dejó de funcionar.

El caso de Eduardo García está siendo presentado ante el Grupo de Detenciones Arbitrarias de las Naciones Unidas.

Nuevamente diferida la audiencia de juicio de Eduardo García

Ayer 18 de octubre fue nuevamente diferida la audiencia de juicio de Eduardo García, después de más de un año de espera para probar su libertad.

El 7 de mayo de 2014, luego de finalizar su participación en una cadena humana, Eduardo García fue detenido, junto a otras tres personas, por funcionarios vestidos de civilesen las adyacencias del lugar donde se realizó la protesta. 122 horas después de haber sido aprehendido fue presentado a un tribunal, que ratificó la medida de privación de libertad, permaneciendo recluido en la sede del SEBIN de Maracaibo.

Acusado de instigación e intimidación pública, incendio y daños a la propiedad, en julio de 2015, se celebró su audiencia preliminar luego de constantes diferimientos, y fue remitido a juicio.Desde entonces,el juicio no se ha realizado y las solicitudes de revisión de la medida de privación de libertad han sido negadas.

En la actualidad, Eduardo presenta trastornos de sueño y ansiedad producto de la falta de acceso a luz natural, pues su celda se encuentra en un sótano.

La fecha pautada para la audiencia de juicio quedó fijada para el 2 de noviembre.

10