¡Nuestro boletín de diciembre está disponible!

Boletín de diciembre de 2017

Un recuento del papel desempeñado por Codhez frente a las vulneraciones de derechos humanos ocurridas en el 2017 en el Zulia resulta imprescindible en el último boletín del año.
El 2017 año fue, sin duda alguna, particularmente sombrío para los venezolanos: sufrimos numerosas pérdidas humanas como consecuencia de la emergencia humanitaria que atraviesa Venezuela y los excesos de las fuerzas de seguridad del Estado durante el control de manifestaciones, a la vez que pudimos evidenciar otras diversas violaciones de derechos humanos que atrajeron la mirada del mundo sobre nuestro país. Sin embargo, en Codhez, los pasados 12 meses, procuramos permanecer en constante apoyo a las víctimas de violaciones a derechos humanos que han acudido a nosotros y así lo seguiremos haciendo en este 2018.

Para conocer más sobre nuestro trabajo, descarga el boletín aquí: Boletín de diciembre 2017- CODHEZ

Advertisements

CIDH condena enérgicamente operativos militares de represión indiscriminada en Venezuela

represión militar 1
En la foto: Guardia Nacional Bolivariana detiene a manifestante en Maracaibo. Foto cortesía de Ernesto Pérez.
Represión militar 2
En la foto: funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana se aproximan a protesta ciudadana en el casco central de Maracaibo. Foto cortesía de Ernesto Pérez.

27 de junio de 2017

Washington D.C.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condena enérgicamente los operativos adelantados por fuerzas de seguridad del Estado, mayormente por cuerpos castrenses, en los últimos días en Venezuela, ante una escalada en la situación de violencia que se viene registrando en el país desde el mes de abril de 2017, y que ha dejado decenas de personas fallecidas, cientos de personas heridas, y miles de personas detenidas.
Las últimas cifras oficiales del Ministerio Público, divulgadas el 15 de junio, indican que se ha registrado un total de 73 personas fallecidas. En relación con la cantidad de personas detenidas, según organizaciones de la sociedad civil ya habrían superado las 3.500, mientras que declaraciones de altas autoridades del Ministerio Público señalaron que ya serían más de 4.000. Sin embargo, no hay un número oficial exacto, ni información detallada oficial sobre la identidad de las personas detenidas y su situación.
El 22 de junio de 2017, un estudiante de 22 años de edad murió tras recibir disparos a quemarropa. El hecho, registrado en video, ocurrió durante una manifestación en apoyo a la Fiscal General de la República, en la autopista Francisco Fajardo, la principal arteria vial de Caracas. Días antes, el 19 de junio, se registró la muerte de otro joven de 17 años, por heridas de arma de fuego, mientras participaba de una manifestación en la ciudad de Caracas. La Comisión se encuentra profundamente preocupada por las múltiples y graves denuncias que indican que ambas manifestaciones fueron reprimidas por agentes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), quienes además de utilizar objetos de dispersión como bombas lacrimógenas, también habrían utilizado armas de fuego para disparar directamente y a corta distancia contra los manifestantes. En estos hechos, también se habrían reportado varios heridos por arma de fuego. Según anunció el Ministerio de Interior y Justicia y el Ministerio Público venezolano, los hechos están siendo investigados por las autoridades.
El 8 de junio de 2017, se reportó la muerte de otro joven de 17 años de edad en otra protesta en la ciudad de Caracas. Sus familiares y diversas denuncias públicas señalaron que habría sido impactado en el pecho por una bomba lacrimógena disparada directamente contra él, por un funcionario de la GNB. Por su parte, el Ministerio de Interior y Justicia denunció públicamente que habría resultado herido cuando manejaba un explosivo de fabricación artesanal. La CIDH conoce que el hecho se encuentra bajo investigación y la misma aún no habría concluido.
La Comisión urge al Estado a adelantar con la mayor celeridad posible, y con apego a las garantías del debido proceso, las investigaciones de estos dos casos y de otros hechos de violencia reportados. En el contexto de la grave situación que atraviesa Venezuela, resulta crucial que estos hechos no queden en impunidad y que se tomen de manera urgente las medidas necesarias para prevenir con la mayor rigurosidad, el uso desproporcionado de la fuerza por parte de agentes de seguridad del Estado.
Además, la CIDH observa con profunda preocupación que se trata de hechos que ocurrieron después que la Comisión Interamericana ya ha expresado su alarma por la militarización de los operativos de seguridad ciudadana para disuadir y, en algunos casos, impedir el ejercicio del derecho a la protesta social pacífica. La Comisión ha destacado que la militarización de la seguridad ciudadana conlleva además la afectación de otros derechos humanos, además del derecho a la protesta social pacífica y a la libertad de expresión.
La Comisión también ha recibido información muy preocupante sobre otro tipo de operativos que se estarían realizando en zonas residenciales con la participación de la GNB, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB). Con base en el seguimiento cercano que la CIDH viene dando a la situación, se tiene información que se habrían registrado operativos en las últimas semanas en los estados Mérida, Lara, Táchira, Carabobo, Zulia, Miranda y en varias zonas del Área Metropolitana de Caracas.
El hecho más reciente ocurrió entre el 13 y la madrugada del 14 de junio, en el que se denunció que vehículos blindados (tanquetas) y decenas de funcionarios de seguridad del Estado habrían ingresado, sin orden judicial, en las residencias Los Verdes en la parroquia de El Paraíso, al oeste de Caracas. Sobre lo ocurrido, se denunció que durante varias horas, los edificios residenciales fueron objeto de ataques directos con bombas lacrimógenas y disparos, y los funcionarios de seguridad habrían ingresado violentamente en decenas de viviendas, causando destrozos e incluso se reportó que habrían robado pertenencias de las personas residentes, y del inmobiliario en general de los edificios.
La CIDH observa que organizaciones de la sociedad civil han denunciado una “práctica sistemática de represión indiscriminada”, y que una de las formas de represión son los operativos y las incursiones violentas. En particular, estas organizaciones indican que la represión indiscriminada en el contexto de la grave crisis social que se vive en Venezuela tiene por objeto infundir terror y zozobra en la población para persuadirles de no participar en manifestaciones.
La Comisión expresa su preocupación por la gravedad de las denuncias registradas sobre las circunstancias en que se habría llevado a cabo dicho operativo, y por la falta de información oficial sobre el cumplimiento de los requisitos legales para realizar allanamientos y detenciones. En este sentido, es imperativo que el Estado venezolano realice una investigación seria e imparcial sobre estos hechos y se determinen las responsabilidades a que haya lugar. Además la CIDH reitera su preocupación por el uso de expresiones por parte de altas autoridades del Estado que buscan estigmatizar y criminalizar a quienes participan de manifestaciones.
Ante la escalada de violencia y el incremento en el número de muertes y heridos en las manifestaciones, la CIDH hace nuevamente un imperativo llamado a las autoridades venezolanas a cumplir con sus obligaciones en materia de derechos humanos y cesar de manera inmediata las medidas represivas adoptadas en las últimas semanas. La Comisión se encuentra consternada por los graves hechos reportados y continuará dando un seguimiento cercano a la situación.
La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

¿Qué decir sobre la situación del país a nuestros niños y adolescentes?

Ante la crisis la percepción es hostilidad y confusión, limitando de manera drástica nuestro día a día, lo que incide en la relación del niño y su entorno. Por lo que surgen distintas incógnitas en los chicos, como por ejemplo: ¿por qué no podemos salir?, ¿por qué no puedo asistir al colegio?  ¿Cuando se terminará esta situación?

En este sentido es importante que los padres puedan manejar sus propios miedos delante de los niños y adolescentes, Es fundamental evitar descargas emocionales, expresiones de miedo, rabia o impotencia enfrente de ellos. Así como también entender que no debemos ocultar información. Por más que la intención de algunos padres al no hablarles de política sea evitar tensión emocional o ansiedad,  en algunas ocasiones está falta de información puede generar confusión y temores.

Lo cierto es que hasta los niños más pequeños pueden notar la tensión en el ambiente familiar y escolar así como también por el cambio de rutina (no ir al colegio, que los padres estén más tiempo en casa, dejar de asistir a sus actividades extra curriculares) que algo está mal.  La falta de información por lo general fomenta la aparición de fantasías sobre lo que esta sucediendo y así comenzar a experimentar síntomas de ansiedad y depresión. Por tanto es importante que se les explique la situación concreta a la que estamos expuestos, de forma que ellos puedan entender lo que sucede en su entorno de una forma adecuada a su edad. Siendo equilibrados, sin hacer exageraciones pero sin ocultarlo todo. Ser claro en que no se está asistiendo al colegio o los tratamientos por razones de seguridad y transmitir que estando en familia y resguardados en casa se encuentran seguros.

Algunas recomendaciones:

 

• Recuerden que está bien admitir que no se tiene todas las respuestas. En estos momentos de incertidumbre es oportuno hacerles entender que mama, papa o profesores también tenemos dudas e incertidumbres con respecto a lo que ocurre. “Si la respuesta es ‘no sé’, entonces, la respuesta más simple podría ser algo como, ‘Me entristece la noticia y me preocupa. Pero te quiero mucho y aquí estaré siempre para cuidarte y protegerte.

 

• Estimulen al niño para que exprese sus sentimientos e ideas por medio de actividades familiares.  Se recomienda la escritura, la pintura y el canto. Lo ideal es que los adultos en casa mediante el juego alienten a los niños a sentirse seguros en su hogar y cómo huir de situaciones de peligro en caso de estar en la calle y presentarse algún inconveniente no esperado.

 

• Eviten involucrarlos en compras nerviosas o situaciones de peligro como marchas, protestas y actividades políticas.

 

• Estén atentos a sus reacciones emotivas y atiéndalos. No las pase por alto. Son sentimientos auténticos e importantes para ellos: escúchelos y trate de analizar lo que les preocupa. En caso de observar síntomas de ansiedad y tristeza que siente que usted mismo no puede controlar (llanto frecuente, insomnio, pérdida del control de esfínteres, preocupaciones excesivas) solicite ayuda profesional.

Es importante recordarles que las crisis son transitorias, y siempre pueden resolverse. Se debe transmitir a los niños y adolescentes que nos encontramos en un proceso y a futuro se podrá retomar la cotidianidad.

Por: Psic. Lucia Tirrito.

Asesinato de Paúl Moreno conmociona al Zulia

Paúl M vertical
Paúl Moreno tenía 24 años, era socorrista y estudiante de medicina.

El pasado 18 de mayo, fue asesinado Paúl Moreno, un joven de 24 años que estudiaba medicina en la Universidad del Zulia (LUZ) y formaba parte de los Cascos Blancos de la Cruz Verde, una agrupación dedicada a prestar primeros auxilios a las personas afectadas durante las protestas.

Moreno se encontraba en ejercicio de sus labores como socorrista en una acera de la anteriormente denominada avenida Fuerzas Armadas, al norte de Maracaibo, donde se desarrollaba una manifestación opositora, cuando una camioneta de color blanco se dirigió violentamente hacia él y lo atropelló causándole la muerte.

El 19 de mayo, las comunidades médica y universitaria del Zulia se concentraron a las afueras de la morgue en espera de los restos de Moreno. Tras horas de espera, sus restos fueron entregados y se inició una movilización que tenía por objeto trasladarlos a la sede rectoral de la referida casa de estudios donde se realizaría un acto de homenaje.

7896e53c-de3d-4d5c-aa77-67e5680ce4c6
Socorristas, médicos, familiares y amigos esperan los restos de Moreno.

El carro fúnebre que llevaba el féretro de Moreno fue acompañado por una multitud hasta la sede rectoral de LUZ, donde las autoridades encabezaron un sentido homenaje en el que le confirieron el título de Médico Cirujano. Seguidamente, la universidad se declaró en luto y las autoridades  acordaron renombrar el grupo asistencial en su honor.

Paúl Moreno 3
Homenaje realizado a Paúl Moreno en la sede rectoral de LUZ. 

En días siguientes, la alcaldesa de Maracaibo, Eveling Trejo de Rosales, cambió la denominación de la avenida Fuerzas Armadas por Avenida Paúl René Moreno Camacho. Mientras tanto, la sociedad civil realizó actividades en su honor y una marcha se dirigió a la sede del Ministerio Público en Maracaibo para exigir la investigación del homicidio y el enjuiciamiento de los culpables.

Foto Homenaje a Paúl Moreno

El martes 29 de mayo se dio a conocer que, tras una serie de allanamientos, funcionarios policiales hallaron el vehículo implicado en el homicidio en una vivienda de la urbanización Los Olivos. Ese día, los jóvenes Omar Barrios, de 23 años y su novia, Liz Mary Hernández, de 20 años, se entregaron a las autoridades.

El 30 de mayo les imputaron el delito de  homicidio calificado con alevosía y permanecieron privados de libertad en la sede del Cuerpo de Investigaciones Civiles Penales y Criminalísticas (CICPC).

El miércoles 31 de mayo, la jueza Milagros Méndez, del Tribunal sexto de Control del estado Zulia, ratificó la medida de privativa de libertad contra Omar Barrios, mientras que le otorgó la libertad plena a su novia, Liz Mary Hernández.

CODHEZ: Represión contra Torres El Saladillo enluta al Zulia

Torres El Saladillo

 

 

Maracaibo–  En la noche del miércoles 24 de mayo de 2017, los habitantes de Torres El Saladillo y zonas aledañas fueron nuevamente víctimas de un ataque violento de los cuerpos seguridad del Estado. En esta ocasión, tuvo como consecuencia diversas personas heridas y el  asesinato Adrián Duque, un joven de 24 años que protestaba en las inmediaciones de la zona. Testigos de los hechos afirman que funcionarios de la  Guardia Nacional Bolivariana (GNB) accionaron el arma que impactó a Duque y le ocasionó la muerte.

Este hecho que enluta a nuestra región forma parte de un patrón de represión a esta zona residencial. Las Torres El Saladillo se han convertido en un escenario  frecuente de los ataques violentos de los cuerpos de seguridad del Estado cuando se suscitan protestas en el área y, constantemente, los habitantes de estos edificios son víctimas de gases lacrimógenos, objetos incendiarios y el disparo de municiones por parte de los cuerpos de seguridad del Estado.

Sin duda alguna, estos comportamientos de las fuerzas de seguridad del Estado ponen en riesgo la vida e integridad de los habitantes de la zona y pueden catalogarse como violaciones a los  derechos humanos de un sector de la población, por lo cual ameritan la investigación inmediata de los funcionarios implicados y su enjuiciamiento.

Desde CODHEZ, instamos a los cuerpos de seguridad del Estado a cesar la utilización de armas de fuego y sustancias tóxicas para la represión de esta y otras zonas residenciales de la región. Esta solicitud obedece a lo establecido en el artículo 68 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que reza: “se prohíbe el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de manifestaciones pacíficas”.

Guardia Nacional Bolivariana reprime a manifestantes opositores en las inmediaciones de la Defensoría del Pueblo de Maracaibo

IMG_0529
Protesta opositora en las inmediaciones de la Defensoría del Pueblo en Maracaibo, Venezuela, el 19 de abril de 2017. Foto cortesía de Ernesto Pérez

Desde inicios de abril, Venezuela retomó las protestas para oponerse a las sentencias emitidas por el Tribunal Supremo de Justicia que otorgan potestades legislativas al Ejecutivo, y desconocen la inmunidad parlamentaria de los diputados de la Asamblea Nacional. A raíz de estas decisiones del máximo tribunal venezolano, diversos actores internacionales se pronunciaron para criticar la inexistencia de democracia en Venezuela y las violaciones a la Constitución derivadas de estas sentencias.

Por estas razones, el 19 de abril de 2017, se convocó en todas las ciudades del país a manifestarse de forma multitudinaria. En Maracaibo, la manifestación tenía como fin la entrega de un documento en la Defensoría del Pueblo, ubicada en el casco central de la ciudad, cuyo objeto era exigir a este organismo velar por los derechos humanos de los venezolanos y solicitar la realización de elecciones. En paralelo, en la Plaza Bolívar –también ubicada en el casco central de la capital zuliana- el gobernador del Zulia, Francisco Arias Cárdenas, encabezaba un acto cívico militar para conmemorar los 207 años de la Proclamación de la Independencia de Venezuela.

Después de que los manifestantes opositores se aglutinaran en las afueras de la Defensoría del Pueblo, la Guardia Nacional Bolivariana agredió  a los ciudadanos con bombas lacrimógenas para impedir que cruzaran la barrera que los efectivos habían creado con el fin de evitar la llegada a la Defensoría del Pueblo de los manifestantes.

IMG_0496
Cuerpos de seguridad del Estado acompañan al gobernador Francisco Arias Cárdenas en acto cívico militar del 19 de abril de 2017 en la Plaza Bolívar de Maracaibo, Venezuela. Foto cortesía de Ernesto Pérez.

Al final de esta jornada, más de 20 personas vinculadas a las protestas de la oposición fueron detenidas. Mientras tanto, el acto cívico-militar del sector oficialista y su marcha “en respaldo a la paz” transcurrió sin represión por parte de los cuerpos de seguridad del Estado.

Por: María Inés Hernández

Nuevamente diferida la audiencia de juicio de Eduardo García

Ayer 18 de octubre fue nuevamente diferida la audiencia de juicio de Eduardo García, después de más de un año de espera para probar su libertad.

El 7 de mayo de 2014, luego de finalizar su participación en una cadena humana, Eduardo García fue detenido, junto a otras tres personas, por funcionarios vestidos de civilesen las adyacencias del lugar donde se realizó la protesta. 122 horas después de haber sido aprehendido fue presentado a un tribunal, que ratificó la medida de privación de libertad, permaneciendo recluido en la sede del SEBIN de Maracaibo.

Acusado de instigación e intimidación pública, incendio y daños a la propiedad, en julio de 2015, se celebró su audiencia preliminar luego de constantes diferimientos, y fue remitido a juicio.Desde entonces,el juicio no se ha realizado y las solicitudes de revisión de la medida de privación de libertad han sido negadas.

En la actualidad, Eduardo presenta trastornos de sueño y ansiedad producto de la falta de acceso a luz natural, pues su celda se encuentra en un sótano.

La fecha pautada para la audiencia de juicio quedó fijada para el 2 de noviembre.

10